Ludwig lleva 25 años adaptando el estilo más clásico a los tiempos que corren. Números romanos, índices, bisel y asas especialmente finos... Tanto en la versión automática como manual, este modelo clásico tiene algo difícil de encontrar hoy en día: elegancia.

Detalle

Simplemente clásico

Los números romanos, su exquisita caja y sus asas de elegancia indiscutible hacen de Ludwig todo un clásico. Este reloj es el orden, la proporción y la precisión llevados a la máxima perfección: un modelo ideal para una muñeca sofisticada.

La faceta más delicada del elegante y erudito Ludwig: la caja recuerda a un guijarro muy plano y las asas se adaptan perfectamente a la muñeca.

Gracias al DUW 3001, el décimo calibre de producción propia de NOMOS, Ludwig es tan delgado como un reloj de cuerda manual incluso en su versión automática.

Ludwig: el único modelo de NOMOS que solo tiene números romanos en la esfera.

»Un ejemplo de refinamiento«

Men's Health South Africa

Ludwig está disponible en cinco tamaños comprendidos entre los 33 y los 40 milímetros de diámetro.

Este reloj está disponible en negro sobre blanco o, en su versión neomatik, en color champán con un toque de neón.

Según el tamaño del reloj, Ludwig incluye una correa de cuero tipo Horween Genuine Shell Cordovan o de fino ante.

Modelos

8 relojes

Ludwig está disponible en otras versiones

Tecnología

De alta calidad y completamente automático (o con cuerda manual)

Una exquisita combinación de tradición, artesanía y tecnología avanzada que le garantiza la mejor calidad. Esa es la definición de NOMOS Glashütte. Además del calibre más clásico de NOMOS, el Alpha manual, Ludwig también dispone de indicador de la fecha. Y con el mecanismo automático y ultrafino del futuro: el DUW 3001.

NOMOS Glashütte hace lo que casi ninguna otra empresa en el mundo es capaz de lograr: produce su propio escape. Una declaración de independencia en el mundo de la alta relojería.

Tenemos muchas cosas que contarle. Por eso, en este apartado encontrará una selección del impacto mediático que han recibido NOMOS Glashütte y nuestros relojes.