Los relojes NOMOS se fabrican a mano de manera exclusiva en Glashütte. Sin embargo, su lugar de nacimiento es Berlín. Es aquí donde se diseñan los relojes y se crea la famosa estética NOMOS.

Paul-Lincke-Ufer, en el distrito Kreuzberg de Berlín. En un antiguo espacio industrial ubicado en el segundo patio es donde se diseñan los relojes NOMOS.

Diseño berlinés para los relojes Glashütte

Junto a los 260 empleados que trabajan en Glashütte, NOMOS cuenta con cerca de 40 en la capital alemana. Entre ellos, además de diseñadores de producto hay redactores, editores, fotógrafos, programadores y gestores de proyectos.

Échele un vistazo a la zona de diseño

Una de las principales responsabilidades de Berlinerblau es, obviamente, diseñar nuevos relojes. Aproximadamente una docena de empleados se dedica en exclusiva a esta tarea a diario. Algunos relojes se crean en colaboración con diseñadores externos de renombre como, por ejemplo, Mark Braun (segundo por la derecha). Otros son una idea original de los diseñadores de producto de NOMOS.

De las ideas a la muñeca

Las cajas se crean sobre el papel y en pantallas, en plástico y en yeso. A veces, alcanzar nuestros ideales estéticos lleva bastante tiempo.

» Atractivo y elegante« GQ, 08/2017

Película

Una época bella: Berlinerblau, la agencia creativa interna de NOMOS

Trabajo creativo en equipo

Cuando el diseño de un reloj está casi terminado, puede dar comienzo el trabajo creativo de los otros departamentos de Berlinerblau. Antes de que los nuevos productos lleguen a los clientes, pueden llegar a pasar varios meses de dedicación y esfuerzo.

Todo sobre el reloj

Presentar lo mejor de cada uno de nuestros relojes es la tarea de nuestro diseñador de producto, Felix Hobrücker, y el resto de nuestro equipo.

Inspiración a raudales y muchas ideas realizadas, como las publicaciones sobre la serie At Work (que le enviaremos con gusto si lo desea).