Los relojes de taller de NOMOS combinan la alta relojería de Glashütte con un diseño elegante y trascendental. Estos modelos se encuentran entre las mejores creaciones de Glashütte.

Los Relojes de taller, al detalle

Obras maestras de oro para toda la vida (e incluso más)

Piezas en oro de elegancia excepcional, creadas a mano y cuidando hasta el más mínimo detalle: así es la alta relojería de NOMOS Glashütte. Cada reloj es único, ya sea una versión de Lambda o una variación de Lux. Son la expresión tangible de la herencia y la artesanía de Glashütte en oro rosa o blanco de 18 quilates.

Antes de volver a darle cuerda, Lambda funciona durante 84 horas, es decir, media semana, gracias a su doble barrilete de resorte motor.

Este reloj muestra la rica tradición de Glashütte y, aún así, en su exterior, Lux es simplemente vanguardista.

La corona del modelo Lambda, en oro de 18 quilates, reina sobre la caja con forma de guijarro. Y, por supuesto, también en su muñeca.

«Mit Liebe in Glashütte gefertigt» (hecho con amor en Glashütte): nuestros relojeros graban a mano esta dedicatoria sobre el transcurso de las horas en el puente del áncora, la parte del calibre en la que se encuentra el eje del volante. Eche un vistazo y vea cómo se crea esta preciosa pieza del reloj.

Los modelos Lambda y Lux

La era del oro del taller de NOMOS

Tecnología

Artesanía, tradición y perfección tangibles

El delicado ajuste de cuello de cisne, el puente de áncora grabado a mano, los chatones de oro, el elegante pulido tipo rayo de sol de NOMOS y no uno sino dos barriletes de resorte motor. Con los calibres de cuerda manual DUW 1001 y DUW 2002, NOMOS Glashütte ha sentado nuevas bases en cuanto a diseño y producción.