«Assortiment», reglaje, escape, «swing system»: 
el complejo sistema compuesto por el equilibrio, la espiral del áncora, la rueda de escape y el áncora que impulsa
 los relojes mecánicos tiene muchos nombres en el mundo de la relojería. Un único productor suizo suministraba virtualmente a toda la industria relojera con dicho conjunto.

Por ello, lo que ocurrió en 2014 fue como un terremoto. Los titulares de los medios de comunicación rezaban: «NOMOS Glashütte rompe el monopolio de Swatch». ¿Y cuáles fueron las consecuencias? NOMOS Glashütte ya no depende del suministro de terceros y puede crecer y determinar la calidad de sus relojes de forma independiente. Todo, manteniendo precios justos.

La fabricación de un reloj tan perfecto requiere auténtico talento.

El «swing system» de NOMOS es de la mejor calidad y ha sido puesto a prueba meticulosamente para alcanzar el resultado deseado.
 Uwe Ahrendt, el director general de NOMOS Glashütte, lo explica del siguiente modo: «El haberlo conseguido es, para nosotros, como llegar a la luna».