Después de un duro invierno queremos salir de nuestras cuevas, sentarnos en las terrazas y cuchichear acerca de quienes están en las mesas de al lado o coquetear cuando sacamos al perro al parque, cada día un poquito más. Plantamos jacintos en el balcón, nos pintamos los labios y las uñas. Nuestros corazones están abiertos; bromeamos, piropeamos, hacemos regalos. ¿Cómo será esta primavera? No lo sabemos, pero nos atrevemos a pronosticar que va a ser la más bonita. 

Llegó el Día de la Madre

La primavera honra también a aquellas sin quienes hoy no estaríamos aquí. Y no solo porque hasta hoy siguen cargando con casi todo el trabajo y porque siempre han estado y estarán ahí para nosotros. Todas las madres, también la suya, se han merecido tiempos mejores por muchos motivos.

Para mamá, mamita, madre y mami

Fuera con los trastos viejos

Los sentidos se abren, es la hora del wellness para el cerebro: arte y cultura, filosofía. Y también es la hora de deshacerse de los trastos viejos: solo lo que esté y funcione bien debe ocupar un lugar en nuestras vidas. Y en nuestras muñecas.

Para todos los que se ponen manos a la obra

Con o sin conejo

¡Nos encanta la Pascua! Mucho menos estresante que las fiestas de Navidad, más soleada y alegre; el comienzo de una época feliz. Y esto es mucho más que un motivo para regalarse algo que no sea chocolate.

Huevos de pascua en formato cuadrado

Relojes de primavera con una carta de amor

¿Ganas de enamorarse? ¿O de celebrar una relación duradera que sigue manteniendo su chispa? En los fondos de muchos de nuestros relojes le grabamos las emociones, felicitaciones, deseos o cartas de amor que desee. Eso sí, siempre que no tengan más de 88 caracteres.

Estos son los modelos que le podemos grabar

Para todos los que se ponen en marcha ahora

También hay una primavera en la vida: la escuela, los estudios, el primer trabajo. Tenemos los relojes que encajan en esta fase de la vida, perfectos en todo momento y lugar, que son casuales; y que como los relojes hechos a mano en Glashütte le seguirán acompañando durante décadas.

¡A descubrir nuevas costas! (deportivamente)

La hora del amor

El petirrojo, la dama del galgo y nosotros: en primavera nos bailan las hormonas, es temporada alta para enamorarse y para amar. Únanse a ella y regálense flores; y de vez en cuando horas y minutos muy especiales. (En cuanto a esto podemos ayudarles.)

Pequeñas muestras de amor