© Anna Surinyach
Sudán del Sur: Un empleado de Médicos Sin Fronteras examina a la bebé Mary James, de cuatro meses de edad. La niña vive en un campo de desplazados en Malakal y padece tuberculosis.

© Mohammad Ghannam/MSF
Bangladés: Unas 900.000 personas viven en campamentos de refugiados cerca de la frontera con Myanmar. El grupo étnico musulmán Rohingya fue deportado con una violencia extrema. Los campamentos superpoblados carecen de lo esencial. Médicos Sin Fronteras proporciona una extensa ayuda humanitaria.

© Matteo Bianchi Fasani
Burundi: La enfermera Annalisa Baldi de Médicos Sin Fronteras ayuda a una mujer que acaba de dar a luz.

Modelos

Relojes con conciencia