Cuando los componentes de relojería más diminutos, como los engranajes y los piñones, se cortan a partir de discos metálicos, siempre quedan restos en forma de copos de nieve... o incluso de estrellas. Por eso se nos ha ocurrido montar un set de decoración con los restos de nuestros talleres para que le dé un toque Glashütte a su hogar durante estas fiestas.

Sentimos decirle que ha llegado un poco tarde... alguien ya se ha llevado este regalo. Así y todo ¿le apetece echarle un vistazo a nuestros bellos calibres?

A nuestros movimientos mecánicos

Regalos anteriores

Ver el archivo