Descripción

El modelo automático de Zürich siempre está a la última. Este reloj se ha convertido en un clásico eterno gracias a su bisel fino, sus características asas y la esfera de color blanco plateado. Si este refinado diseño le hace olvidar qué día es, el mecanismo de fecha patentado le ayudará a volver a arrancar.

Detalles

Los índices de Zürich se han incorporado a mano y las agujas también suponen un gran esfuerzo en el momento de producción, ya que son facetadas (es decir, pulidas de manera angular) y están recubiertas de rodio.

Los índices de Zürich se han incorporado a mano y las agujas también suponen un gran esfuerzo en el momento de producción, ya que son facetadas (es decir, pulidas de manera angular) y están recubiertas de rodio.

Las asas elegantes destacan por estar ligeramente curvadas hacia adentro. ¿Se ha dado cuenta? Existe un pequeño espacio entre el bisel y las asas de modo que la caja se presenta como si se tratase de un diamante.

Las asas elegantes destacan por estar ligeramente curvadas hacia adentro. ¿Se ha dado cuenta? Existe un pequeño espacio entre el bisel y las asas de modo que la caja se presenta como si se tratase de un diamante.

Si debe pensar en el día de hoy, en el de mañana, en el próximo miércoles y en el día 23 del mes, este es su reloj, ya que lleva el control de la fecha y la muestra en proporciones enormes.

Si debe pensar en el día de hoy, en el de mañana, en el próximo miércoles y en el día 23 del mes, este es su reloj, ya que lleva el control de la fecha y la muestra en proporciones enormes.