Descripción

No hay firmamento sin estrellas, como el Orion plateado, por ejemplo. Es un reloj automático para hombre grande, pero sin dejar de ser ultrafino y cuenta con un pulido en plata que hace que desprenda elegancia por los cuatro costados. Nuestra superestrella garantiza la más exacta de las precisiones y proporciones perfectas gracias al calibre DUW 3001 de NOMOS.

Detalles

Un destello de plata en la muñeca gracias a la esfera de Orion. Se llevan a cabo procesos de dorado y rodiado, así como un sistema de chorro para conseguir el acabado de este reloj, una simbiosis increíble de tecnología avanzada, artesanía y elegancia.

Un destello de plata en la muñeca gracias a la esfera de Orion. Se llevan a cabo procesos de dorado y rodiado, así como un sistema de chorro para conseguir el acabado de este reloj, una simbiosis increíble de tecnología avanzada, artesanía y elegancia.

Bajo el fondo de del cristal de zafiro hay algo más: el calibre. Este elemento se encarga de que el reloj se dé cuerda de manera bastante automática.

Bajo el fondo de del cristal de zafiro hay algo más: el calibre. Este elemento se encarga de que el reloj se dé cuerda de manera bastante automática.

¿Una versión automática de Orion? Durante mucho tiempo, esto era algo impensable. La caja era demasiado elegante, el diseño demasiado fino, por lo que las líneas no fluirían. Se necesitaba un nuevo calibre, el DUW 3001. Como puede ver, ¡ha funcionado!

¿Una versión automática de Orion? Durante mucho tiempo, esto era algo impensable. La caja era demasiado elegante, el diseño demasiado fino, por lo que las líneas no fluirían. Se necesitaba un nuevo calibre, el DUW 3001. Como puede ver, ¡ha funcionado!