Descripción

¿Dar cuerda a los relojes no es lo tuyo? Este ejemplar de NOMOS minimiza el esfuerzo en este sentido. Los modelos clásicos de Ludwig cuentan con un calibre automático exquisito y en el que la fecha se puede leer fácilmente. Es una pizca más grande y más moderno que la versión de cuerda, pero sin perder su estilo clásico con las esfera en blanco plateado. Causa una impresión realmente elegante (también del usuario).

Detalles

Ludwig cuenta con números romanos, pero con IIII en lugar de IV. Este diseño respeta las tradiciones relojeras y las preferencias del equipo de diseño de NOMOS.

Ludwig cuenta con números romanos, pero con IIII en lugar de IV. Este diseño respeta las tradiciones relojeras y las preferencias del equipo de diseño de NOMOS.

El lado más tierno de Ludwig: las asas se ajustan perfectamente a la muñeca.

El lado más tierno de Ludwig: las asas se ajustan perfectamente a la muñeca.

Ludwig automático es algo más grande que la versión original y da la impresión de ser más resistente, lo que significa que no solo es un reloj que domina el latín, sino que también es un profesional de las artes marciales romanas.

Ludwig automático es algo más grande que la versión original y da la impresión de ser más resistente, lo que significa que no solo es un reloj que domina el latín, sino que también es un profesional de las artes marciales romanas.