Descripción

Un gran reloj que ha llegado a la cima: ¡Ahoi! Aunque parece pedir a gritos un traje formal, su hábitat natural es el agua. Este reloj automático aguanta hasta los 200 metros, la correa de tela azul marino es resistente al agua y la protección de la corona evita golpes e impactos. Todas las agujas e índices luminosos le permiten ver la hora incluso en la profundidad marina más tenebrosa.

Detalles

Los números de Ahoi nos recuerdan a Tangente, pero algo más finos y abiertos.

Los números de Ahoi nos recuerdan a Tangente, pero algo más finos y abiertos.

El mecanismo para la indicación de la fecha de Ahoi es extragrande y está patentado.

El mecanismo para la indicación de la fecha de Ahoi es extragrande y está patentado.

La protección de la corona de Ahoi lo mantiene seguro, hermético y elegante.

La protección de la corona de Ahoi lo mantiene seguro, hermético y elegante.